#PersonalBeat – Jara Forcadell: Doxa, Sant Cugat y las Smart Cities

Social Coin ha trabajado junto a Doxa en numerosas ocasiones, por lo que no es casualidad que uno de los primeros proyectos de Citibeats lo lanzáramos con ellos. Juntos, pusimos a trabajar nuestros algoritmos de machine-learning para descubrir cómo ciudades y municipios pueden mejorar sus iniciativas públicas y privadas para ser más innovador, eficiente y responsivo a las necesidades de los ciudadanos.

Queremos presentarte a Jara, que es una pieza fundamental del proyecto, entiende nuestra tecnología y con su feedback nos ayuda a mejorarla. Hoy le hemos pedido que comparta con nosotros un poco sobre sí misma y su experiencia con Citibeats, desde su visión de experta en tecnología y Smart Cities.

¿Quién es Jara y cuál es su relación con Citibeats?

Jara Forcadell es ingeniera industrial, y máster en smart cities. Le apasionan la sostenibilidad, la igualdad social y la ecología. Está convencida de que los proyectos de Smart Cities tienen el potencial de mejorar la calidad de vida en entornos urbanos y reducir el coste medioambiental, y por eso ha centrado su carrera en este campo.

Actualmente trabaja como consultora de Smart Cities en Doxa Innova & Smart, firma consultora de referencia en innovación abierta y transformación digital con sede en Barcelona. Además, participa activamente en iniciativas que promueven e inspiran la inclusión de las mujeres en carreras científicas y tecnológicas, como @YoungITGirls.

 

Testimonials - Jara Forcadell

“Una Smart City es una herramienta que actúa como catalizador, atacando los retos globales desde una perspectiva transversal, holística y colaborativa; a través de un uso inteligente de la innovación y las TIC.”

 

 

Citibeats: Empecemos por Doxa. ¿Nos puedes contar un poco sobre la empresa, tu departamento y el trabajo que allí realizáis?

Jara Forcadell: Doxa es una consultora con reconocido prestigio en el mercado español, especializada en telecomunicaciones que, a partir de 2011, puso el foco también en la transformación digital de empresas, administraciones y ciudades. En otras palabras, somos especialistas en planes estratégicos de ciudades inteligentes (Smartcity).

El equipo de Doxa cuenta con algunos de los principales responsables del proyecto de Smartcity de Barcelona, un plan a largo plazo que ha posicionado a Barcelona como la principal referencia de ciudad inteligente en todos los rankings internacionales.

Tuve la suerte de formar parte de ese equipo y, con la experiencia que adquirimos, estamos desarrollando planes estratégicos en Mallorca, Cambrills, Vinaroz, Buenos Aires o Macau, China. También ayudamos a empresas privadas en su aproximación a las ciudades para facilitar el encuentro de la oferta y la demanda en el ámbito de la transformación urbana.

 

“Es imprescindible llegar a las niñas, que representan la mitad del futuro y actualmente solo un 3% accede a carreras técnicas. Por eso hemos fundado la asociación Young IT Girls.”

 

CB: ¿Qué son las Smart Cities? ¿Qué impacto tendrá para la sociedad su expansión en los próximos años?

JF: Una Smart City es una oportunidad de transformación, de responder a retos globales como el cambio climático o el incremento de la población urbana. Es una herramienta que actúa como catalizador, atacando estos retos desde una perspectiva transversal, holística y colaborativa; a través de un uso inteligente de la innovación y las TIC.
También son una oportunidad para incluir a la ciudadanía y al resto de actores urbanos en la toma de decisiones, a través de modelos de gobernanza participativos, o de potenciar nuevos modelos económicos y de financiación fomentando un ecosistema de innovación.

La expansión de esta transformación y, en general, de la revolución digital, afectará a todos y cada uno de los ámbitos de nuestra vida en sociedad. De hecho, ya han empezado a hacerlo: servicios de car sharing, sensores para ahorrar en el riego o servicios de teleasistencia para nuestros mayores. En el futuro, serán servicios más personalizados y capaces de tener en cuenta el contexto. Promoverán la opción más sostenible en cada caso. Veremos coches autónomos y otros servicios de atención basados en inteligencia artificial.

Es importante remarcar que no se trata solo de grandes metrópolis. La revolución smart está llegando ya a los pequeños y medianos municipios. Por ejemplo, en muchas ciudades catalanas existen ya presupuestos participativos a través de votación electrónica.

En esta revolución será clave la educación. Avanzamos hacia una sociedad en la que el mundo digital lo impregnará casi todo, por lo que es necesario formar a las nuevas generaciones con capacidades digitales y fomentar las vocaciones tecnológicas, que serán requeridas en todos los ámbitos: desde la medicina hasta la gestión del patrimonio cultural.

En este sentido, es imprescindible llegar a las niñas, que representan la mitad del futuro en este campo y actualmente solo un 3% de ellas decide acceder a carreras vinculadas a las TIC (Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones)*. Con este objetivo hemos fundado la asociación Young IT Girls, para inspirar vocaciones tecnológicas entre las niñas y jóvenes.

 

“Cada vez más, los ciudadanos quieren formar parte de la toma de decisiones de su ciudad. Creo que Citibeats es muy útil para facilitar el diálogo entre administración y ciudadanos.”

 

CB: Tras utilizar Citibeats de primera mano, ¿cómo crees que complementa vuestros proyectos de Smart Cities? ¿Qué destacarías del primer proyecto que habéis realizado con Citibeats?

JF: El proyecto con Citibeats ha sido muy enriquecedor para todo el equipo. Entender cómo funciona la plataforma y cómo obtienes insights de mayor valor cuanto más entrenas al algoritmo de IA es un ejercicio muy motivador y, tengo que decirlo, ¡divertido!

La fase inicial de todos nuestros proyectos es realizar un diagnóstico de la ciudad: entender el contexto, evaluar la situación de partida -los retos y oportunidades… En este sentido, Citibeats nos ha aportado una visión nueva con la que completar el diagnóstico: la opinión de la ciudadanía.

Citibeats nos ha resultado altamente útil para el proyecto, ya que nos ha permitido identificar aspectos que de otra forma habrían quedado ocultos, así como tomarle el pulso al ecosistema de innovación de la ciudad.

Además, hemos visto claramente que Citibeats tiene recorrido mucho más allá de la diagnosis, permite seguir el desarrollo del proyecto monitoreando constantemente la visión y sentimiento ciudadanos de aspectos concretos de su ciudad o del proyecto en su conjunto.

Una oportunidad muy interesante surgida durante el proyecto es la de generar una conversación abierta entre administración, ciudadanía y otros agentes de la ciudad; y mediante Citibeats poder seguir el pulso a esta conversación y entender las visiones que tienen los distintos actores locales.

Cada vez más, los ciudadanos quieren formar parte de la toma de decisiones de su ciudad. Articular esta participación para garantizar que sea efectiva, consciente y tomada en cuenta es un problema complejo para el que actualmente las ciudades están probando distintas soluciones. En este ámbito creo que Citibeats puede ser una herramienta muy útil para facilitar una escucha activa de la ciudad y seguir el diálogo entre administración y ciudadanos.

 

 


* Por cada 1.000 mujeres con una carrera universitaria, 29 tienen una carrera vinculada a las TIC. Estudio Women active in the ICT sector. European Commission DG Communications Networks, Content & Technology.